jueves, 21 de septiembre de 2017

Yo quiero votar

Hace mucho tiempo que no me paso por aquí. Quería hacerlo con una entrada de otro tipo, pero no puedo. No puedo porque estoy muy enfadada. Enfadada con la sociedad, con los políticos que nos gobiernas, con la manipulación de los medios de comunicación.... Me siento engañada e insultada.

Hace muchos años (13 concretamente) a falta de unos meses para cumplir la mayoría de edad y recién hecha la selectividad tocaba escoger la universidad en la que continuar mis estudios. Yo tenía muy claro lo que quería estudiar y adonde quería ir. ¡Quería hacer informática en Tarragona! A mucha gente le extrañaba ¿por qué Tarragona? Pues sencillamente porque no me atraía la idea de irme a Barcelona y en Zaragoza la modalidad que quería yo hacer no estaba disponible. Tenía que irme a Teruel y me negaba rotundamente. Yo soy de un pueblo de Zaragoza que limita con la  provincia de Tarragona, y quería venirme a estudiar aquí. Mi padre, un hombre muy sabio, siempre me dijo "Donde fueres  haz lo que vieres". "Hija habla en catalán siempre que puedas, que los catalanes ya se saben cómo son".

Yo el catalán lo entendía a la perfección pero lo chapurreaba un poco y no escribía nada de nada, ya que al ser de Aragón, toda mi educación había sido en castellano. Empecé mi época universitaria y oye... me di cuenta de que los catalanes no eran tan raros! ¡Incluso eran majos! Yo me esforzaba por hablar catalán. No por la recomendación de mi padre, sino porque si aquí se habla catalán... no me costaba nada aprenderlo! Cuando había algo que se me escapaba o alguna expresión que no pillaba, preguntaba y oye... ¡me respondían amablemente! ¿No será que en el resto del país se exagera un poquito con los catalanes?



En segundo me matriculé por mi cuenta a clases de catalán. Nadie me obligó y todos mis compañeros me ayudaron muchísimo... Ay los pronoms febles... ¡cuánto me hicieron sudar! A día de hoy puedo decir que soy completamente bilingüe y si no digo que soy aragonesa, nadie se da cuenta con mi acento al hablar catalán (eso si, si hablo castellano me delato yo misma).

Llevo muchísimos años aquí y nunca me han dicho nada por hablar castellano en algún lugar o por saber que yo soy "Española". Nunca. Bueno si, una vez, pero era una chica tan limitada que no se lo tengo en cuenta. Digamos que era una chica de estas que aún no entiendes como son capaces de hablar sin cagarse encima y me dijo algo de que le debía a Pujol el estar estudiando aquí... Pero ya os digo que era una chica limitada.

Durante 5 años conviví con una chica independentista. Nunca nos enfadamos por política. Nunca. Yo la respetaba y ella me respetaba... incluso teníamos en el comedor la bandera independentista porque a mi no me molestaba!  Llevo años viendo como los independentistas catalanes luchan por lo suyo. Reivindican la independencia de Cataluña. Puedo estar de acuerdo o no, pero lo que no puedo negar es que los admiro. Años y años de lucha pacífica (Que si, que siempre sale  algún capullín en la tele quemando la bandera española o la foto del rey, pero estos no llegan nni al 1%). Gente que lucha por sus creencias, gente que lleva años organizando marchas pacíficas el 11S. Gente que luchó por el Estatut, gente que lucho por el referéndum del 9N (al cual  fui a votar) y ahora me encuentro con todo esto.

Ayer mi whatsapp ardía. Mi móvil se bebía la batería. ¿Qué está pasando? ¿Es necesario que empiece a llegar polícia de toda España (incluso barcos!!)? ¿Es necesario este circo que estamos montando? ¿Es necesario que se gasten todo este dinero para impedir el referendum? ¿Es necesario que me lleguen a decir gente de mi familia que me ande con cuidado que los ánimos están muy revueltos? 

Llevo años conviviendo con gente independentista, con gente unionista, con gente de otros países que viven en Cataluña, y nunca he tenido con nadie una discusión por este tema. Nos respetamos los unos a los otros y san se acabó. No hay más. No es cierto todo lo que sale por la tele. No. Aquí la gente no te va apuntando con el dedo "Ehhh Español!! Vete a tu país" No. La gente no es así. O al menos la gente con la que me he cruzado durante estos 13 años de mi vida. 


 
Sr. Rajoy, sé que no me va a leer pero desde mi humilde opinión, como española afincada en Cataluña, creo que lo está haciendo muy mal. Por detener este referendum no se va a terminar el independentismo catalán. Hágame caso, déjelos votar, déjenos votar. Si Cataluña se quiere independizar lo va a seguir queriendo, impida usted o no este referéndum. Deje que el pueblo catalán decida. 
 
Yo como maña afincada en Cataluña quiero votar. Quiero ir el 1-O a mi colegio y poder meter el voto en una hurna porque creo que tanto los que si, como los que no, nos merecemos ir a votar. Que se acabe este cachondeo y que pase lo que tenga que pasar. Que se actúe en consecuencia. Pero parece que a mucha gente no le gusta que se termine el cachondeo, porque mientras se habla de los catalanes, no se habla de cosas más importantes hoy en día para nuestro país.
 
Gracias a todos por leerme / Gràcies a tothom per llegir-me.

miércoles, 22 de febrero de 2017

¡Hasta pronto!

Llega un momento en el que sientes que una etapa ha pasado y creo que esto es lo que me ha pasado a mi con el blog. Creo que la etapa de este blog está llegando a su fin. Últimamente me cuesta mucho ponerme a escribir. No me motiva. Lo intento y aunque me vienen mil ideas luego me da muchísima pereza plasmarlas.

Quizás sea una etapa, o quizás sea definitivo. Eso no lo sé. Pero siento que escribir por aquí se ha convertido en una "obligación" mas que en un hobby. No se si es por exceso de trabajo, porque me paso el día en el pc y cuando salgo de la oficina no me apetece teclear, por desapetencia o porque me he cansado... pero no me apetece nada actualizar el blog.


No me voy a poner sentimental porque esto no es un adiós, sino un hasta pronto. Muchas de las que os pasáis por aquí mantenemos contacto en privado... seguramente volveré, pero no se cuando. Así que...

¡HASTA PRONTO!

lunes, 13 de febrero de 2017

A comeeeer!!! ¿Pechuga? ¿Pizza? ¡¡pechu-pizza!!

Hoy a pesar de lo abandonado que tengo el blog vengo con una receta de estas fáciles, rápidas y que están para chuparle un pie a Dior, Y es que desde que descubrí esta receta me he hecho adicta a ella... tan adicta que la he repetido en varias ocasiones y a todo el mundo le ha encantado!! 

Todos sabemos lo secas que son las pechugas de pollo a la plancha, sobretodo si te las tienes que comer de tupper, así que siempre intento hacerlas de forma diferente (buscando alternativas al rebozado que también acaba cansando). Cuando vi esta receta, los ojos me hicieron chiribitas y no me pude resistir... 

Empezamos con los ingredientes, una vez más ingredientes sencillos y fáciles de encontrar en cualquier cocina:
  • 1 pechuga fileteada muy fina
  • 1 paquete de bacon en lonchas
  • 2 trozos de fiambre de pavo vuelta y vuelta (se puede usar salchichas frankfurt, pero yo tenía esto por la nevera).
  • 300ml de leche
  • 30 gramos de harina (aproximadamente)
  • Queso rallado
  • Orégano
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Aceite y sal
Ahora vamos con el paso a paso. Es muy sencillo, como siempre.

Empezaremos precalentando el horno y cubriendo una bandeja con papel vegetal. En esa bandeja extenderemos los filetes de pechuga de pollo (es muy importante que esté cortada a filetes muy finos) y salpimentamos

En una sartén con un poquito de aceite y la mantequilla, sofreiremos el bacon con la vuelta y vuelta. Yo lo paso por la picadora para que quede bien pequeñito. Añadimos la harina y a fuego medio vamos removiendo hasta que se tueste con cuidado de que no se pegue.

Añadimos la leche muy poco a poco y sin dejar de remover para que no se formen grumos. Añadiremos también el orégano y la sal al gusto. Estaremos removiendo hasta que se forme una bechamel y retiraremos del fuego.

Cubriremos las pechugas con la bechamel que hemos preparado, añadiremos una capa de queso rallado y las meteremos en el horno. Estarán 20 minutos aproximadamente a 180-200ºC hasta que cojan color. Una vez las saquemos, espolvorearemos orégano por encima para que le de este "gustito a pizza"




La foto no le hace justicia, ya que la iluminación de mi cocina es pésima pero os aseguro que las pechugas así están buenísimas.

¿Hacéis alguna receta similar con pechugas de pollo? ¿Conocíais la receta?

Un besazo y mil gracias por leerme!!!

lunes, 6 de febrero de 2017

A comeeer!!! Pavo estofado a la naranja

Después de una semana de desconexión un lunes más vengo con una receta. Esta vez una receta de las que yo digo "recetas de invierno". Un plato único calentito para estos días de frío. Hoy os voy a enseñar como hago yo el pavo a la naranja.

La carne de pavo me gusta mucho pero siempre la guiso ya que a la plancha la encuentro muy seca. Suelo cocinar el pavo de varias formas pero una de mis favoritas es a la naranja. Los ingredientes de esta receta son:

  • 2 naranjas (en mi caso los sustituí por 4 mandarinas porque tenía exceso de mandarinas en casa)
  • Unos tacos de pavo para guisar
  • 2 zanahorias
  • Tomate triturado
  • Caldo de pollo o de cocido
  • 1 cebolla
  • Pimiento rojo y verde
  • Vino blanco
  • Aceite, sal, pimienta y ajo en polvo
Como siempre, para no variar, la elaboración muy sencilla. Empezaremos picando la cebolla muy finita (yo suelo pasarla por la picadora) y la sofreímos junto con los pimientos. Cuando las verduras ya están pochaditas le añadiremos 1 vaso de tomate triturado y medio vasito de vino blanco y dejaremos hervir 3-4 minutos.

A Continuación añadiremos el pavo al que previamente lo habremos salpimentado y añadido ajo en polvo. Sofreiremos unos minutos hasta que el pavo coja un poco de color.

Posteriormente, añadiremos 1 vaso y medio de caldo, el zumo de naranja y las zanahorias a rodajas. Probaremos y corregiremos de sal y pimienta si es necesario y lo dejaremos a fuego medio durante media hora aproximadamente (la carne de pavo tiene que quedar tierna)


Y ya tenemos nuestro pavo estofado a la naranja. Es delicioso sobretodo si te gusta la mezcla de sabores y el cítrico.

¿Soléis hacer pavo estofado? ¿Cuál es vuestra receta?

Un besazo y mil gracias por leerme!!!





miércoles, 25 de enero de 2017

Crema de manos oliva natural Ziaja: la hidratante que reseca

Desde hace un tiempo la marca Ziaja se ha hecho hiper-famosa por estos lares. No os voy a negar que tenía muchas ganas de probar algo de esta marca, pero a su vez estaba bastante escéptica porque no creía que con los precios tan asequibles que tiene la marca me pudiera encontrar con algo realmente efectivo. 


Llevo mucho tiempo leyendo opiniones sobre diferentes productos de la marca. Opiniones desde que van desde que son productos normalitos y que no merecen la fama que tienen, hasta opiniones que dejan estos productos por las nubes. Dada la expectación de la marca, quería probar algo y aprovechando un pedido que hice a primor, cogí una crema de manos para picotear con la marca. Había varias y escogí esta de aceite de oliva natural porque me daba buena espina.

Antes de empezar, ya os digo que no me ha gustado nada. De hecho estoy deseando que se termine el bote para perderlo de vista. Yo tengo la costumbre de ponerme crema de manos por las noches antes de irme a dormir. Con el frío, el viento, el cloro de la piscina, de fregar... las manos se me resecan y si cada día (sobretodo en invierno) me las hidrato mis manos se mantienen a ralla. Así que compre este producto con esta finalidad.

Me atrajo el bote, un poco diferente a lo que estaba acostumbrada. Además el color verde me inspiraba algo más "natural"... ingenua de mi! El envase es de 80ml y es un bote más cuadrado de como suelen ser las cremas de manos. A mi me recuerda más a un producto facial o gomina... El precio irrisorio, no llega a los 2€.

En el momento de aplicarte la crema, notas las manos muy suaves, un tacto muy agradable. No es un producto nada pringoso y se absorbe en un momento.  El problema es cuando ves que aplicación tras aplicación, tus manos no sólo no se hidratan sino que están peor. Os explico, yo me aplicaba la crema antes de ir a dormir y por la mañana cuando me levantaba me sentía como si tuviera las manos de plástico de lo resecas que estaban. Lo achaqué al frío polar que vino pero las temperaturas se han suavizado y mis manos no son las de antes. Además mis nudillos están rasposos y mis dedos están empezando a pelarse. Si presiono un poco los nudillos siento cierta incomodidad propia de la piel estropeada y sin hidratar. ¿Y cómo puede ser esto posible si me hidrato las manos a diario? Pues la respuesta es muy fácil... no es un buen producto y no cumple con su función.


Miré un poco por encima los ingredientes, y tiene el alcohol como segundo ingrediente (detrás del agua), así que ya os podéis hacer una idea de lo hidratante que es esta crema. Quizás estoy acostumbrada a cremas de manos más naturales (de hecho, las últimas 3 han sido de cosmética natural), y es que en este caso se nota cuando una hidratante es natural... hidrata tus manos a la perfección, no como esto que parece que hidrata pero te las machaca.

Aquí os dejo unas capturas con el INCI de esta crema de manos:



Como podéis ver, el INCI deja muchísimo que desear. Ya decía yo que no era normal que una crema de manos me dejara las manos así... Además, a mi las cremas de manos me duran muchísimo y esta en un mes y poco prácticamente la he terminado. Esto es porque la estoy aplicando a cada rato. Estoy esperando a que me llegue otra (de otra marca) con urea concentrada, a ver si me repara el estropicio de mis manos.

Pues esta ha sido mi catastrófica experiencia con la marca Ziaja. Sinceramente no me atrevo a decir que de este agua no beberé más y afirmar que no volveré a probar nada más de la marca, pero visto lo visto, lo dudo muchísimo.

¿Habéis probado algo de Ziaja? ¿Os ha gustado?

Un besazo y mil gracias por leerme!!!



lunes, 23 de enero de 2017

¡A comeeeer! Espinacas gratinadas

Un lunes más, aunque un poquito más tarde que de costumbre, os traigo la receta semanal. La semana pasada os preguntaba si preferíais carne o verdura y marigem me dijo que prefería una de verdura... así que yo que soy muy obediente, hoy vengo con una receta con verdura.

Comer  verduras no significa comer con aburrimiento o comer poco sabroso. Las verduras tienen un montón de combinaciones posibles y para mi son mucho más apetecibles que otro tipo de platos. El plato de hoy está de muerte y cada vez que lo llevo al trabajo alguien me pregunta por  la receta. 


Los ingredientes son:
  • Un plato de hojas de espinacas
  • 2 patatas
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • medio paquete de cintas de bacon
  • Queso rallado
La elaboración es muy sencilla también. Cortamos las patatas a cuadraditos y las zanahorias en rodajas. La verdura se puede hervir o cocinar al vapor. Yo me decanto por esta última opción y la cuezo al vapor durante unos 10 minutos aproximadamente. Mientras se están haciendo las verduras en una cacerola añadimos una cucharada de aceite de oliva y sofreimos los ajos que tenemos laminados. Cuando están doraditos añadimos el bacon y dejamos que se vaya haciendo. Una vez el bacon ya está crujiente es el momento de añadir las verduras. Ya estarán cocinadas por lo que no tendremos que esperar para añadirlas a la sarten. Las sofreímos unos minutos para que los sabores se integren y las verduras tengan más sabor.

A continuación, las añadiremos en un recipiente apto para el horno (el cual tendremos previamente pre-calentado a 180-200ºC. Añadiremos queso rallado po encima de las verduras y lo  gratinaremos unos minutos en el horno hasta que el queso esté fundido. 

Ya tenemos nuestra receta de hoy. Fácil, rápida y económica para disfrutar un poco más de nuestras verduras. A mi me encantan las espinacas así que siempre estoy buscaando nuevas formas de cocinarlos.



¿Cómo hacéis vosotros las espinacas? Un besazo y mil gracias por leerme!!!

lunes, 16 de enero de 2017

¡A comeeeer!: Hamburguesa rellena de queso y cebolla caramelizada

¡Cuánto tiempo sin escribir una receta!  La verdad es que tengo muchísimas recetas por publicar, así que a ver si los lunes poco a poco me pongo al día... porque mis fogones no paran!! Como siempre, una receta sencilla y resultona. Además perfecta para llevar en el tupper, que es lo que nos interesa.

Hoy vengo a enseñaros cómo hago hamburguesas rellenas. Es muy sencillo y no tiene ningún misterio. Además lo suelo acompañar de cebolla caramelizada para la que no uso azúcar sino sirope de agave, cosa que hace que sea un poquito más sano.

Empezamos con la lista de ingredientes. Como siempre, ingredientes fáciles de encontrar que tenemos todos en casa y del día a día. No me gustan a mi las recetas en las que necesitas 3 carreras para descifrar los ingredientes y ruta de supermercados especializados para encontrarlos. Eso no es para mi ;) 


Para esta receta necesitaremos:
  • Dos hamburguesas por persona
  • Queso rallado
  • Queso semicurado 
  • 1 cebolla
  • crema de vinagre balsámico de módena
  • sirope de agave

Vamos a la elaboración. Primero os explicaré como preparar la cebolla caramelizada porque es muy muy muy sencillo. Cortamos la cebolla en juliana y la pochamos en la sartén con un chorrito de aceite. Cuando empieza a estar transparente añadimos la sal al gusto. Removemos durante 2-3 minutos y añadirmos una cucharada sopera de aceite balsámico de módena. Esto hará que la cebolla tenga un punto especial y coja el colorcito oscuro. Removemos durante 2-3 minutos y añadimos dos cucharadas soperas de sirope de agave. Dejamos pochar unos 3-4 minutos removiendo de vez en cuando con el fuego medio y ya tenemos nuestra cebolla caramelizada (en un momento está hecha).

Rellenar las hamburguesas también es muy sencillo. No hice fotos del proceso, así que espero que me entendáis bien (a ver si me se explicar). Necesitaremos dos trozos de papel de cocina transparente. Entre los dos trozos pondremos la hamburguesa y la aplastaremos un poco con la mano. De esta forma se hace más fina y más grande. Esto lo haremos con dos hamburguesas. Tenemos que intentar que nos queden del mismo tamaño más o menos. 

En el centro de una de las hamburguesas yo le puse un poco de queso rallado y unos taquitos pequeñitos de queso semi-curado. Luego con la otra hamburguesa cerramos (a modo de empanada) y con un tenedor sellamos los bordes. Para cocinarla, a la plancha con muy poquito aceite, a fuego medio. 


Y con estos sencillos pasos ya tenemos nuestro plato de hoy. Al calentarse el queso se derrite y queda buenísimo. Es un plato estupendo para el tupper ya que al calentarlo el queso se vuelve a deshacer y queda delicioso.

La semana que viene volveré con otro plato. Como tengo varios para elegir os lanzo una pregunta... ¿que queréis que publique la semana que viene? ¿Un plato de carne o uno de verdura?

Un besazo y mil gracias por leerme!!!