martes, 2 de junio de 2015

La comunión: crónica de un día familiar

Bueno bueno bueno... este fin de semana fue la comunión!! Ya os digo que no va a haber mucho despelleje porque contrariamente a lo que todos pensábamos la cosa fue bastante bien. La niña iba preciosa, con un vestido de comunión muy muy bonito (y finito, que a mi las mini-novias con volantes para las comuniones no me gustan nada).

El día empezó con muchos nervios y madrugones. Mi cuñada preparaba la tarta de 3 plantas, por lo que a las 7.30 de la mañana la cocina estaba en continuo movimiento preparando la decoración de la tarta mientras todas íbamos dando nuestra humilde opinión... (aún no se como no nos asesinó con tantas opiniones).

El vestido era de este estilo..,

Sobre las 11 de la mañana me fui a mi casa a peinarme y a arreglarme. De allí directitos al a iglesia. En principio mi chico y yo no íbamos a ir a la iglesia e íbamos a acudir directamente a la comida. Tengo que decir, que esto es algo que a mi no me gusta nada, pero hace 15 días que a mi chico lo volvieron a operar y necesita  hacer un poco de reposo. Al final nos fuimos a la iglesia aunque no entramos porque estaba a tope. Mi chico se sentó en un banco de la plaza de la iglesia y el resto de familiares nos íbamos turnando entre foto y foto para ver quién se levantaba del banco para correr a poner nuestro hermoso culo en él y así ir descansando.

Una vez terminada la eucaristía, llegaba lo que más nos interesaba a todos los allí presentes... el papeo! Llegamos al lugar de la comida, y al menos yo estaba expectante (después del comentario de la ensaladilla congelada no sabía que me iba a encontrar!). Habilitaron unas mesas en el exterior con un poco de pica-pica y unos cócteles muy buenos que hace mi suegra. Uno de cava y piña y otro rojo con frutas sin alcohol para los niños. Éste último no se exactamente que lleva, pero sé que es muy típico de los cumpleaños de RD. Eva si sabes algo nos lo comentas, sino pediré la receta!!!

Este es el reloj que le regalamos! Me requete-encanta

Posteriormente pasamos al salón. Habían contratado para la ocasión dos cocineros y tres camareros, lo cual era genial. El entremés estaba muy muy bien y para mi sorpresa... no había ensaladilla!!!! (menos mal, sino no me la como). Una vez pasado el entremés nos sacaron un lenguado para cada uno con una salsa de frutos secos. No era exactamente como el que estoy acostumbrada a comer pero estaba bien bueno. Yo con esto ya estaba que se me salía la comida por las orejas, pero evidentemente aquí no acababa la comida. Tocaba el ternasco!!!! Nos sacaron un trozo de ternasco para cada uno con una ensaladita de acompañamiento. La carne estaba muy muy buena, pero sinceramente, no fui capaz de terminarla... la probé porque yo veo un trozo de ternasco  y se me va la vida por comérmelo.

Y la pulserita era igual a esta también

Llegaba el momento de los dulces. Yo estaba que ya no podía con mi alma... cuando ohhh sorpresa!!!!! Sacan una mesa con el pastel de 3 pisos de mi cuñada, unas figuritas hechas con chucherias... y un montón de cuencos con gominolas!!  (y el nombre de la nena con letras de madera de colores). Después de comerme un trozo de pastel y un helado de frutos rojos dejé el cuerpo reposar un rato y me puse a atacar las chuches... lo se, soy peor que una niña pequeña. 

Al cabo de un ratito de terminar de comer entre los niños se hizo una revolución... no había duda, habían llegado las colchonetas hinchables! En ese momento todos los niños abandonaron sus trajes de gala para ponerse pantalones cortos, camiseta de tirantes y calcetines e irse a saltar como si no hubiera mañana... Tenían un monitor y los adultos seguían con la tertulia. Al rato llegó un hombre cargado de bártulos y empezó a montar. Habían contratado a un dj (con luces y todo eh?) para amenizar la fiesta. Los niños se debatían entre saltar y bailar. Yo pasé un día muy tranquilo en la terraza hablando con algunos familiares de mi chico, porque como él debía de estar tranquilo y a poder ser sentado, aprovechamos para ponernos al día con gente que hacía un tiempo que no veíamos.

Yo me fui de allí a las 8.30 de la tarde, porque tenía que pasar por mi casa a cambiarme y a coger la maleta y me quedaba una hora y cuarto de viaje, pero la fiesta siguió hasta las 11 de la noche aprox. De vestimenta no me compré nada, sino que aproveché el vestido que me compré para la choni-boda (de la que voy a hablar posiblemente la semana que viene). Al final a la niña le compré un reloj de Lotus muy bonito y me regalaron una pulserita de plata a conjunto... a la niña le gustó mucho y a la madre también.

Pues esta es la crónica de la comunión.. al final ni cordero rancio, ni ensaladilla congelada ni pastel de mercadona...  fue una comunión de lo más normal (eso si, todo sobres con dinero yo no vi ningún regalito, al menos ese día).

Un besazo y mil gracias por leerme!!!







23 comentarios:

  1. Buenoooooooooo,al final la cosa salió biennnnn..
    Yo creo que leyeron tu blog y muertos de miedo ante la crónica cambiaron el menú.
    Me alegra que todo saliera genial y estoy deseando leer la crónico de la choniboda.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, lo mismo pensé yo... al final salió todo muy muy bien. Con la choniboda te vas a reir"!!

      Eliminar
  2. Bueno querida, podía a ver sido peor... me gusta mucho ese estilo de vestido y seguro que a la nena le encantó el reloj y la pulsera, más si fue el único regalo que recibió para ella. Un besote sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuenta ya lo de los calzoncillos de Bustamante jajajajaja

      Eliminar
    2. Clara al final no fue nada mal... ya tienes lo de los calzoncillos... jajajajajaja

      Eliminar
  3. Qué bien lo pasaste, no?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. El cocktail se llama fruit punch y está como chuparle un pie a Dior.

    Lo de llevar camareros en los eventos celebrados en casa está a la orden del día entre la high class dominicana. Yo recuerdo un año que quise celebrar el mío a la española y tenía pensado poner en la mesa del salón tortilla, sándwich, etc y todo el mundo se escandalizó porque dijeron que era muy plebe y que la gente lo iba a criticar jajaja y mi ex suegra contrató unos camareros que pasaban con canapés xDDD Pero te estoy hablando de la creme de la creme de Santo Domingo. Estos representaron aquí lo que les chanaría en su país.

    Hiciste bien regalándole eso a la niña, a ver si los padres no se pasean por el Vendo Oro, que ya sabes tú que conocemos el percal.

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que no me ibas a fallas... buscaré la receta, lo haré y lo pondré por aquí!!! La verdad es que en mi pueblo cuando se hacen comuniones en locales propios o parcelas se estila lo de los camareros y cocineros... así la familia puede estar en la celebración. Nosotros éramos unas 50 personas y nos lo pasamos genial. Vaya tela con tu ex-suegra... A la niña el reloj le gustó y a la madre le recalqué que dentro estaba la garantía y el ticket regalo por si lo querían cambiar pero me dijo que no... ya veremos!!!!!!!!!

      Eliminar
  5. Que bonita iba la niña, la verdad que tienes razón. Los vestidos de novia en pequeño no son nada bonitos para una niña de comunión, pierden su esencia. Me quede con ganas de ver la foto de la tarta!!

    múa
    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algunas que parecen farruquitas... jajajajja

      Eliminar
  6. Lo primero de todo, ¿que le ha pasado a tu novio?? Espero que no fuese nada y que se recupere pronto.
    Y la comunión me alegro que al final fuese una normal, por lo que cuentas buenas comidas, mucho para jugar, para entretenerse y estar con la familia. Me alegro aunque me decepciona que no tengas para contarnos gestos rancios jajaja (la noticia es la noticia).
    Una pena que te tuvieses que ir tan pronto pero el trabajo manda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruli, gracias por preguntar... lo han operado de una hernia por segunda vez... a ver cómo le va ahora. Si fue bastante normal, una pena decepcionaros... jajajajjaajjajajaa

      Eliminar
  7. la comunión me parece bien, hasta excesiva: no hace falta tanto dj o colchonetas hinchables.

    Lo del dinero,,,pues llega un momento que no sabes ni que regalar, y nos hemos acostumbrado a lo facil "doy el dinero y que se compren lo que quieran"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi pueblo nada es demasiado tormen... es una especie de competición de a ver quién mea más alto!!! Lo del dinero es práctico si, pero cuando te lo exigen, a mi no me da la gana xDDD

      Eliminar
  8. Me alegra que lo hayas pasado bien. El vestido de la niña precioso y los regalitos muy chulos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Sandry,

    Yo tampoco soy de ir directamente al banquete en las celebraciones, también soy de las que va a la iglesia y me trago la ceremonia, por muy aburridas que sean...porque lo son, pero que le vamos hacer...

    Yo a comuniones he ido a muy pocas, y la mayoría han sido cuando era pequeña, así que era una súper fiesta con mis primas que vamos de año en año jajajaja. Ahora de mayor fui a una hace un par de años, con la familia de mi pareja y me lo pase mucho mejor de lo que pensaba =)

    A mi las comuniones lo que más me río es cuando ves un domingo a la gente que va a las comuniones...y hay gente que parece que va a una boda!!! "¿qué estamos locos?" no sé...yo ni veo los súper peinados, ni los súper vestidazos puestos de boda para una comunión...el pelo arreglado suelto, o un peinado dulce...un vestido sin demasiado "brilli"...pero bueno, para gustos los colores!!!

    Un besico y seguimos en contacto ;) ya que me he enganchado a tu blog ;)
    www.upciencia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vaya suerte... yo tengo eventos cada año... todos los años cae alguna boda, comunión o bautizo... es lo que tiene tener un novio con una familia infinita!!!!

      A mi también me gusta la sencillez en las comuniones...

      Un besazo!!

      Eliminar
  10. Ah, el otro día te lo iba a poner y se me olvidó. Yo tenía una cocinera llamada Doña Ramona cuyas hijas hicieron en su día la comunión. Una era de su primer "marido" (ya sabes que en los campos se llaman marido y mujer y la gente no se suele casar) y otra del actual. La pequeña tenía 10 años, pero la mayor tendría 17. Te meas con los trajes de comunión que les puso, una tela brillante y llenas de volantes hasta en los hombros. Llevaban hombreras y un montón de lazos. Cada vez que me acuerdo me descojono.

    El domingo, íbamos por la calle y veo a una comulgante de espaldas con un vestido súper parecido, tipo carnaval, y le digo a Miki: "Esta cría es dominicana de Los Alcarrizos por lo menos". Se da la vuelta y bingo. Sus padres entraron en España pero España no entró en ellos, la pobre iba con un vestido que parecía de los chinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi, en RD todo son marido y esposas.. pero sin ningún papel! yo es que alucino con algunos dominicanos. Los veo y pienso.. por el amor de dios, europeízate un poco mujer! A veces estoy con mi chico y nos apostamos si tal señora o tal otra ha entrado en la ropa que lleva embutida sin romperla o si directamente le han cosido la ropa cuando ella estaba dentro... porque vaya tela!!

      Mi chico estuvo viviendo dos años en los Alcarrizos... vaya tela xDDDDD

      Eliminar
  11. yo también soy de la opinión de que cuanto más sencillo sea todo mejor. Las niñas repollo con lazos rosas en todos los sitios son demasiado para mi! :) me alegro de que lo pasaras bien!

    ResponderEliminar
  12. Pues mira, al final estuvo muy bien por lo que cuentas! Y la niña preciosa, un vestido muuuy lindo y de niña, que es verdad que hay muchas otras que parecen novias, que sólo les falta ponerle escote a los vestidos de comunión!
    El reloj que le regalaste es muy bonito también
    Un beso guapaa

    ResponderEliminar